En la situación  actual, el trabajo en equipo en remoto o a distancia ha permitido que muchas empresas sigan operando sin problemas, dando continuidad al negocio y es que liderar equipos en remoto forma parte de una nueva realidad.

La modalidad de home office (trabajo en casa) ya superó el estatus de tendencia para convertirse en realidad, una realidad en donde un gran número de empresas tienen necesitan procesos de adaptación.

Cuando impulsas el trabajo en equipo dentro de tu fuerza laboral, se formarán dinámicas naturales y el grupo podrá resolver problemas, delegar tareas y ayudarse mutuamente en el sitio. El trabajo en equipo a distancia promueve la “autogestión”.

“Es un momento para transformar el liderazgo y estar al lado de nuestros equipos, para ayudarles a redefinir objetivos que clarifiquen su actividad en estas nuevas circunstancias, que les ayuden a crecer y desarrollarse en este nuevo entorno, es crítico abrir canales que les permitan comunicar con nosotros cuando realmente lo necesiten. Nuestra gran ventaja es la tecnología que nos permite coordinar, trabajar y comunicarnos”, explica María José Martín, Directora General de Talent Solutions.

El mayor desafío para los líderes que se encuentran ante la situación de gestionar equipos remotos, es encontrar un sistema no precisamente digital, que les proporcione habilidades para gestionar el rendimiento de su equipo de una forma efectiva sin volverse tan controlador que perjudique la motivación o la creatividad de las personas.

Generalmente, la costumbre de seguir de cerca las actividades de los trabajadores, ha sido la situación más compleja en estos momentos, les resulta complicado perder la capacidad de supervisar a su personal directamente.

Además, existe la creencia que un equipo que está lejos físicamente, no ayuda a la hora de generar un equipo cohesionado. Los que hemos entrando y practicamos esta actividad podemos afirmar que la experiencia es diferente. Puede ser gratificante, productiva e integradora.

Te dejo tres aspectos claves que te ayudarán a tener un equipo cohesionado en remoto:

Confianza, Comunicación y Motivación.
  • Confianza para delegar tareas y responsabilidades de forma clara, ofreciendo así libertad en la toma de decisiones, sabiendo que cada trabajador es 100% responsable de su desempeño. Debemos fomentar las relaciones basándonos en el respeto y la empatía.
  • Comunicación asertiva: las conversaciones casuales juegan un papel relevante en la construcción de equipos exitosos; esto también funciona en un ambiente virtual. Proporciona a tu equipo espacios donde puedan tener un espacio para conversaciones casuales (sobre temas que no estén relacionados con el trabajo).
  • Motivación como resultado de una buena comunicación y de depositar confianza en los empleados. Esto aumentará el compromiso del equipo y la competencia sana.

El objetivo es que todas las personas del equipo se sientan conectadas y productivas. Que tus colaboradores trabajen “a distancia” no significa que tengan que sentirse como en una isla desierta. Es importante hacerles sentir integrados, escuchados que lo que hacen aporta.

Hoy es un buen momento como líder para preguntarte: cómo se sienten los miembros de tu equipo y empezar a abrir canales de comunicación que os permitan mejorar la comunicación y confianza.

Si tu intensión es prepararte para ser el líder que necesita tu empresa, mejorar la gestión de tus equipos de trabajo e identificar sus talentos para seguir creciendo en la empresa. Te invito a definir tu estilo de liderazgo a través de mi Programa Mentoría Ejecutiva

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies