Continuamos en este espacio presentado a diferentes profesionales y líderes que nos ofrecen sus diferentes miradas y estilos además de compartirnos sus mejores prácticas.  En esta oportunidad te presento a Bernarda Briceño, a quien admiro personal y profesionalmente. Con una amplia carrera gerencial liderando diversos equipos multiculturales en varios países. Actualmente ella es Vicepresidenta de Finanzas de una empresa de beneficios e incentivos en Brasil.

En esta conversación Bernarda nos muestra como la conexión con los valores y competencias del equipo entre ellos; compromiso, colaboración, adaptación, empatía y resiliencia han sido relevantes para llegar a las metas en equilibrio, aún en condiciones sorpresivas y poco planificadas como las actuales.

Resalta la humildad como factor importante en un líder al comprender que sólo no puede llevar a cabo los objetivos y metas de la empresa.

“Juntos somos la suma de las partes de un ecosistema, seremos el resultado del trabajo conjunto y colaborativo”.  Afirma Bernarda en esta experiencia.

Gestionar los diferentes equipos, de forma unida,  informados, comunicados y enfocados ha sido todo un reto nos comenta Bernarda, quien se ha apoyado principalmente en sus competencias gerenciales como la comunicación, empatía, resiliencia y control emocional; buscando el equilibrio  para estar bien y poder apoyar a otros.

La escucha ha sido un factor importante y no esa escucha para responder, tener una respuesta siempre lista, sino desde la empatía comprendiendo la situación y el momento de cada colaborar.

Te invito a continuar su lectura desde las propias respuesta y la experiencia de esta Líder modelo de adaptabilidad, resiliencia y sentido humano. Haciendo un adecuado equilibrio entre los resultados y  la estabilidad emocional de su equipo.

¿Cuál o Cuáles han sido los retos ante esta situación como líder de equipo?

El principal reto ha sido surfear la ola de la incertidumbre. Estamos ante una amenaza en varios frentes que está impactando la economía, la forma como hacemos negocios, nuestro relacionamiento con clientes, proveedores, sobre los miembros del equipo, mi familia, y mi propia seguridad.

El segundo desafío ha sido gerenciar la cantidad de demandas, poder gestionarlas y poder cumplir hemos trabajado largas horas, reportes…el día a día cambió. Aquí ha sido clave alinear expectativas y restablecer prioridades. Hemos trabajado largas jornadas, entre 12 y 14 horas diarias.

Y el tercero, tiene que ver con la gestión de nuestros equipos, gerenciar, mantener a nuestro equipo de forma unida e informado, enfocado es todo un desafío en estos momentos.

Y esto es importante porque cada uno de nosotros tenía su plan de contingencia, dentro del propio plan de contingencia…no podemos olvidar que vamos a conseguir los resultados a través de la gente. Genuinamente estoy preocupada por su salud y estabilidad emocional.

 ¿Cómo se ha desarrollado esta etapa? Beneficios/obstáculos?

Personalmente pasé por todas las etapas:

Ha sido una montaña rusa, comenzamos con la etapa de la negación, comencé diciendo esto no es aquí, esto es lejos, no va a llegar y llegó. Me enfrenté al miedo de lo desconocido que conseguí superar cuando me di cuenta y  me respondí la pregunta qué podía hacer en mi ámbito de influencia y al darme cuenta que no podía hacer nada para modificar esa situación,  entré en la aceptación y esa fue una etapa muy buena porque me permitió prepararme y anticiparme para poder movilizar a nuestros equipos apoyar en sus propios procesos. Quizás la falta de proximidad ha impactado la gestión del equipo sin embargo la hemos podido mitigar con reuniones que hacemos todos los días y  ahora son mucho más espaciadas, son dos veces a la semana, es importante validar no sólo cómo están mis reportes directos sino cómo están sus equipos a la vez.

Reaccionamos sumamente rápido y eso me hizo sentir muy orgullosa. Protegimos a las personas y de forma oportuna decidimos por el aislamiento social. El primer día teníamos 99% de la empresa remoto. ¡Eso fue una bendición!

El miedo: fue interesante conectarme con mi miedo, porque sabía del tamaño que era. Me hice una pregunta que fue un divisor de aguas, ¿Hay algo que esté dentro de mi ámbito de influencia que pueda hacer para cambiar esta situación?

La aceptación, entendiendo que era la nueva realidad. No debemos ser perfectos, esta es la nueva forma de trabajo. Puedes poner tu cámara y estar despeinada, lo importante es que nos veamos a los ojos.

Ahora debía prepararme y anticiparme,  movilizar a los equipos  para apoyarlos en sus propios procesos.

El tener reuniones diarias entre mis pares con mi supervisor, y con mi equipo fue una maravilla porque nos ayudó a direccionar el rumbo.

 ¿Qué competencias han sido claves cómo líder para gestionar el equipo?
  • La tolerancia a la ambigüedad.
  • Comunicación
  • Empatía
  • Resiliencia
  • Control emocional: el control emocional ha sido importante porque si yo estoy bien conmigo  puedo apoyar mejor a los equipos,  demostrar con mis actos y mostrar el camino.
¿Qué valoras del equipo en este proceso de cambio?

 ¡Todo!, mi equipo es un equipo campeón, la semana pasada hicimos una dinámica por teams y en la plataforma hice una pregunta: ¿Qué es lo que más valoraban de sus equipos?,  Y allí conseguimos definir los valores de Finanzas y Legal, y fue muy lindo porque conseguimos reconectarnos y valorarnos, comprometido, colaborativo, acogedor, adaptivo, empático, empoderado y resiliente. Esos han sido nuestros valores.

En cuestión de resultados, el hecho de haber cumplido con todas las demandas adicionales de forma oportuna, así como haber cerrado el resultado del mes como si estuviésemos trabajando físicamente en nuestra oficina, habla por sí solo.

Valoro el hecho que en mi equipo tenemos solteros que han debido estar solos en sus casas por 3 semanas.

Los casados que comparten las funciones de casa.

Las mamas con niños pequeños que deben acompañar su trabajo, y a veces con los niños a su lado.

Valoro que muchos hemos hecho un enorme esfuerzo por mantener el equilibrio entre las funciones de trabajo y la casa, pues ambas se han solapado.

Valoro su compromiso y entrega, la actitud y gallardía con la que hacemos nuestro trabajo.

¿Cuál ha sido el aprendizaje más importante en el rol líder en esta Etapa/situación?

Para mi han sido dos grandes aprendizajes; el primero la importancia de la Humildad, entender que yo sola no puedo hacer nada somos la suma de las partes  de un ecosistema y que seremos el resultado del trabajo conjunto y colaborativo.

El segundo gran aprendizaje es liderar con el ejemplo, ese espíritu de dueño de empoderarnos de las situaciones y demostrar con resultados.

Mi rol es contribuir a mostrar el camino, anticiparnos a las situaciones, demostrar a través del ejemplo la importancia de  empoderarnos de las situaciones y de los resultados.

¿Qué recomendarías a otros gerentes que están en la misma situación?

La primera es la autorregulación, si yo estoy bien, en armonía de adentro para afuera, puedo demostrarlo con mi actitud y consigo apoyar en mi entorno.

La segunda escuchar, escuchar no para responder, sino para entender, necesariamente para responder para entender al otro con empatía y resiliencia y este es a tercera.

Realmente una entrevista muy reveladora en donde me quedo con una frase que menciona Bernarda: “Si yo estoy bien, puedo apoyar a mi equipo ” ” Cuidar al equipo es lo primero”.

Te invito a escuchar esta y todas las entrevistas de “CONVERSACIONES GERENCIALES” en mi canal de Youtube

Me encantará conocer vuestra opinión en los comentarios, y así poder abrir un hilo de aprendizajes mutuos entre estos líderes y aplicaciones en esta delicada situación actual.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies